Menu Principal

Así fue el macabro plan de taxista para matar a su exesposa y botarla en un caño

Fue conocido por conversaciones telefónicas, videos del conjunto residencial —ubicado en el sector de Molinos, sur de Bogotá— donde fue asesinada Yudy Angélica Beltrán Arango y por el GPS del taxi del agresor, identificado como Carlos Alberto Casas.

Las pruebas recolectadas por la Sijín y el Gaula permitieron la captura del asesino el pasado fin de semana. En las últimas horas, un juez lo envió a la cárcel La Picota por el delito defeminicidio agravado, confirmó la Policía de Bogotá.

Casas, según el Gaula, mató de varias puñaladas a su ex compañera sentimental el pasado 18 de abril dentro del apartamento. Esto, en un ataque de celos, “pues la mujer se rehusaba a continuar la relación con él” y temía que consiguiera una nueva pareja amorosa.

Luego de cometer el crimen, el sujeto envolvió el cuerpo en cobijas y bolsas plásticas negras, lo bajó hasta el parqueadero y lo subió al taxi, como quedó evidenciado en el siguiente video. Noticias Caracol señala que dentro del vehículo estaba la hija de la pareja, de 6 años.

Casas recorrió el sector de Tunjuelito con el cadáver y, finalmente, se dirigió a un canal de aguas residuales, cerca del municipio de Soacha, donde abandonó el cuerpo de su exesposa.

Para no despertar sospechas comenzó a reportar la desaparición de Beltrán Arango (de 36 años) a través de un cartel de ‘Se busca’ que difundió en sus redes sociales.

Sin embargo, la familia sabía que la mujer estaba en proceso de divorcio y conocía los antecedentes del hombre por agresiones físicas y psicológicas contra ella. Por esto, lo señalaron ante las autoridades como el principal sospechoso de la misteriosa desaparición.

Durante la investigación, la Sijín interceptó llamadas del asesino donde revelaba de manera fría su macabro plan para acabar con la vida de la mamá de su hija.

Así se trascriben dos audios difundidos por el noticiero, en los que Casas habla con amigos y familiares:

“Sé que lo más posible y probable es que termine en una cárcel… Sí, no me importa. Soy consciente de eso. Pero si me voy a una cárcel no dejo a nadie vivo, eso sí lo tengo más que claro”.

“Me dijo: ‘¿Qué piensa hacer?, le dije: ‘Guevón, si me toca darle piso, ir a pagarla y podrirme en una cárcel, lo hago. Ya no hay más. Ya estoy jarto, mamado, aburrido de todo, aburrido hasta de vivir”.

El hallazgo del cuerpo se logró después de casi 15 días, contó el coronel Luis Enrique Sánchez, comandante Gaula, en rueda de prensa:

“Después de la denuncia de los familiares donde lo señalaban a él [Casas] como principal sospechoso, el Gaula de la Policía empieza a hacer unas verificaciones de cámaras de video del conjunto en donde residían y del GPS del taxi, con este logramos establecer una ruta. Sacamos dos puntos de referencia, uno por el sector de Tunjuelito y otro por el sector de Soacha. En el municipio es donde logramos verificar en un caño un paquete muy parecido al que él saca del conjunto. Hacemos la verificación de este y encontramos que es un cuerpo femenino con las características de la persona que estaba desaparecida”.

Finalmente, el acusado permanecerá en prisión hasta que en un juicio se dicte su condena.

Comenta la noticia





Comments

Comentarios Cerrados