Menu Principal

Colombia y 13 países retiran embajadores de Venezuela

El Grupo de Lima mantendrá el mínimo las relaciones diplomáticas y financieras con el vecino país tras la reelección de Nicolás Maduro.

Los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía enviaron un comunicado a través del Grupo de Lima en el que expresan su rechazo hacia las elecciones que se llevaron a cabo en Venezuela este domingo.

Esos Gobiernos ya habían insistido en su desacuerdo con ese proceso electoral al no cumplir los estándares de ser democrático, libre, justo y transparente. En consecuencia señalaron que va a reducir sus relaciones diplomáticas con Venezuela, llamando a consulta a sus embajadores en Caracas y convocando a los diplomáticos venezolanos en sus países para expresar la protesta.

El Grupo de Lima reitera su preocupación por la crisis que vive el Gobierno de Nicolás Maduro que dicen ha resultado “en una migración masiva, en la pérdida de instituciones democráticas, falta de garantías y libertades políticas”.

En consecuencia decidieron presentar una nueva resolución sobre la situación ante la OEA y acudir a reuniones con organizaciones responsables del tema migratorio, así como entregarles dinero para fortalecer las capacidades de los países de atender el flujo migratorio.

Los países también resaltaron “la grave situación humanitaria en Venezuela” y decidieron acudir a instituciones internacionales de salud para coordinar acciones y atender la emergencia de enfermedades y epidemias. Además de apoyar el suministro de medicamentes por parte de instituciones independientes.

En el ámbito financiero les piden a sus instituciones alertar sobre el riesgo que corren si llevan a cabo operaciones con el Gobierno de Venezuela “que no cuenten con el aval de la Asamblea Nacional, incluyendo convenios de pagos y créditos recíprocos por operaciones de comercio exterior”.

Agrega que van a “coordinar acciones para que los organismos financieros internacionales y regionales procuren no otorgar préstamos al Gobierno de Venezuela”. Esto con la excepción para cuando el financiamiento sea para ayuda humanitaria

El Grupo de Lima también ampliará su intercambio de información de inteligencia financiera y sobre venezolanos o empresas que llevan a cabo conductas relacionadas con corrupción y lavado de dinero. Dice que esto podría derivar en procedimientos judiciales y en sanciones como el congelamiento de los activos y restricciones financieras.

Los países señalan que seguirán monitoreando la situación en Venezuela y van a emitir boletines “alertando sobre la corrupción en el sector público y los métodos que los servidores públicos venezolanos y sus redes pueden estar usando para esconder y transferir recursos procedentes de actos de corrupción”.

Comenta la noticia





Comments

Comentarios Cerrados