Menu Principal

Colombiana denuncia que su expareja quiso matarla al lanzarla de edificio, en Israel

Charlotte Alvarado, de 29 años, viajó con su hija a ese país para que la menor pudiera ver a su padre, que reside allí. Durante ese viaje se presentó la agresión, que la dejó con heridas que la mantienen en un hospital israelí.

La mujer se encuentra internada en el Centro Médico Rabi, desde donde grabó un video en el que narró lo que le había sucedido y pidió ayuda, ya que no tiene familiares en Israel. En un aparte de la grabación, citada por El País, de Cali, Alvarado dice:

“Estoy sola, no tengo familia aquí. No me puedo mover, no puedo comer sola. Mi mamá, mi madrastra, intentó entrar hoy a Israel, y no la dejaron entrar porque en el hospital colocaron mi nombre un poco mal. El papá de mi hija intentó matarme”.

Según el citado medio, el hombre, cuya identidad no ha trascendido, lanzó a su expareja desde el cuarto piso de un edificio ubicado en la ciudad de Petah Tikva, en el centro del país.

La mujer, que ya no tiene una relación con el papá de su hija, les pidió a las autoridades israelíes que dejen entrar a su madrastra al país para que pueda acompañarla en este momento. Esa labor es impulsada por un grupo de colombianos residentes en Israel, que también están buscando asesoría para resolver la situación de la hija de Charlotte y denunciar al agresor.

Angélica Tirán, miembro del grupo de colombianos en Israel, le dijo a Noticias Caracol que a Charlotte le hicieron 2 operaciones el miércoles, y que los demás miembros del colectivo le han prestado ayuda y le han facilitado algunos servicios.

También dijo que la mujer no puede comer por sí misma y que tampoco está en capacidades de levantarse de la cama en la que reposa en el hospital. Angy, una de las colombianas en Israel que apoya a Charlotte, dice que la mujer tiene fracturas en su brazo izquierdo y en la mandíbula, aparte de una fisura en la pelvis y una lesión en un riñón.

A través de una plataforma para recaudar dinero, varias personas han hecho donaciones que ya alcanzaron la cifra de 4’200.000 pesos colombianos, agrega El Colombiano.

Comenta la noticia





Comments

Comentarios Cerrados