Menu Principal

Colombiana salió ilesa en tiroteo de EE. UU. porque profesora cerró salón con llave

En entrevista con Blu Radio, el padre de la menor dijo que por el momento la niña está descansando y tuvieron que apagar televisor y radio, y quitarle el teléfono móvil para que no se enterara de detalles sobre sus compañeras fallecidas.

El drama de esta familia colombiana comenzó apenas se enteraron de la noticia, pues su propia hija los llamó desde el plantel en donde el exestudiante de 19 años Nikolas Cruz abrió fuego contra la población estudiantil y mató a 17 personas.

Cuenta Mauricio Benjumea, papá de la menor, a Blu Radio que los 6 escasos minutos en carro que separan el colegio de su casa se hicieron interminables cuando trataron de llegar a auxiliar a su hija, pues la zona estaba completamente acordonada: “Tuvimos que dejar el carro tirado mientras ella nos decía llorando en el teléfono que qué hacía y que la policía la había sacado el colegio”, recuerda el padre de familia.

El hombre dice que la mamá de una compañera de su hija la sacó en su vehículo del lugar y luego se encontraron en un centro comercial cercano: “La felicidad fue total, aunque ella no hacía sino llorar, llorar y llorar”, recuerda.

El drama de esta familia colombiana comenzó apenas se enteraron de la noticia, pues su propia hija los llamó desde el plantel en donde el exestudiante de 19 años Nikolas Cruz abrió fuego contra la población estudiantil y mató a 17 personas.

Cuenta Mauricio Benjumea, papá de la menor, a Blu Radio que los 6 escasos minutos en carro que separan el colegio de su casa se hicieron interminables cuando trataron de llegar a auxiliar a su hija, pues la zona estaba completamente acordonada: “Tuvimos que dejar el carro tirado mientras ella nos decía llorando en el teléfono que qué hacía y que la policía la había sacado el colegio”, recuerda el padre de familia.

El hombre dice que la mamá de una compañera de su hija la sacó en su vehículo del lugar y luego se encontraron en un centro comercial cercano: “La felicidad fue total, aunque ella no hacía sino llorar, llorar y llorar”, recuerda.

Antes de eso, recién se enteraron, el padre dijo haber estado tranquilo y trató de trasmitirle dicha calma a su hija por teléfono, hasta que salió a la calle y se percató de “la magnitud del evento”, como le contó a Blu Radio: “Yo traté de mantener la calma, pero mi esposa sí estaba desesperada”, dice, al tiempo que narra que el desespero y la discusión con su compañera casi les causa un accidente en el poco tiempo que se movilizaron en carro.

Mauricio, el papá de la joven, dice que el pistolero atacó en el área donde queda el grado noveno de su hija y que incluso trató de ingresar al salón donde ella estaba, pero por fortuna la profesora había puesto el seguro en la puerta, lo que probablemente evitó que la tragedia fuera mayor y que de pronto esta niña colombiana no hubiera salido ilesa.

“Estaban en clase y mi hija cuenta que comenzaron a oír ruidos, como si fuera una banda de guerra o un simulacro”, hasta que la profesora les dijo que se quedaran en el salón y bloqueó la puerta. También vieron humo por la ventana, mientras que muchos de los alumnos no podían evitar gritar o llorar, mientras sonaba la alarma del colegio, activada por el asesino, para cometer la masacre de forma más efectiva y letal.

Luego la policía los evacuó del salón.

Benjumea dijo que el colegio está ubicado en un sector residencial muy tranquilo y mencionó que hay otros estudiantes colombianos, al tiempo que explicó que su hija nunca conoció al asesino.

Esta es la foto del asesino, que fue arrestado por la policía y quien pretendía matar a por lo menos 100 personas:

Asesino Florida

El nombre del asesino de 19 años es Nikolas Cruz. / AFP

Pulzo

Comenta la noticia





Comments

Comentarios Cerrados