Menu Principal

Condenan al Ejército Nacional por caso de falsos positivos

El Consejo de Estado condenó a las Fuerzas Militares por la muerte de un joven de 15 años quien fue asesinado y entregado como muerto en combate.

El Consejo de Estado condenó al Ejército Nacional por el caso de un joven de 15 años quien fue asesinado y posteriormente presentado, por miembros de las Fuerzas Militares,como una falsa “baja en combate”.  La familia señaló que el menor trabajó desde muy temprana edad en las labores del campo de los municipios de Chita y La Uvita (Boyacá).  Sin embargo, los medios de prueba analizados para la sala del alto tribunal determinaron que se trató de un montaje por ejecución extrajudicial.

La decisión que tomó el Consejo de Estado se basó en varias irregularidades encontradas en la operación militar y también a partir del análisis forense que se le hizo al cuerpo del adolescente “víctima del afán de presentar resultados de guerra, producto de una desafortunada y reprochable política de incentivos que se otorgaban dentro de la institución castrense”, señaló el Consejo de Estado.

A la familia del menor se le entregó una indemnización económica. Pero, además, en conmemoración a la muerte del joven de 15 años, se ordenó sembrar un árbol, de una especie nativa de la región en un lugar central del municipio de Chita. El cuidado del árbol tendrá que estar a cargo del Ejército Nacional.  En el evento de conmemoración también se elaborará un mural pintado por los niños de la zona. Finalmente, el alto tribunal hizo un llamado a la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP para que estudien los hechos y ordenó llevar los documentos del caso al Centro de Memoria Histórica y a la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad.

Aunque los casos de los falsos positivos, cometidos principalmente durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, son relativamente antiguos, el año pasado el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los derechos humanos, documentó 11 casos nuevos. Justamente estos crimenes se han presentado en los territorios que historicamente han sido más afectados por las llamadas ejecuciones extrajudiciales: Arauca, Bolívar, Cesar, Córdoba, Cundinamarca, Norte de Santander y Tolima. De los 11 casos, cinco de ellos se habrían cometido “en el marco de operaciones de seguridad ciudadana realizadas por las fuerzas militares, lo que demuestra los riesgos de involucrar a los militares en tareas policiales”, como lo señaló el informe anual de la ONU. Tres casos más supuestamente ocurrieron en operaciones contra el Eln y los restantes fueron producto del “uso excesivo de la fuerza durante procedimientos policiales de rutina”. Las victimas de los falsos positivos siguen registrandose para evitar que sus muertes queden en la total impunidad.

Comenta la noticia





Comments

Comentarios Cerrados