Menu Principal

Empleados sacaron todas las cesantías consignadas en el 2018

Los colombianos retiran cada vez un porcentaje mayor de lo consignado por sus empleadores en los fondos privados de cesantías del país.

Las cifras reveladas en su momento por la Asociación Colombiana de Administradores de Fondos de Pensiones y de Cesantía (Asofondos) indicaban que mientras que en el 2017 los empleadores consignaron 5,6 billones de pesos, los trabajadores retiraron 5,03 billones (el 89,8 por ciento). En cambio, el año pasado –según la Superintendencia Financiera– depositaron 5,55 billones, mientras que los empleados –según Asofondos– retiraron el ciento por ciento de esa cifra, los mismos 5,55 billones de pesos.

Estos datos no incluyen las consignaciones ni los retiros de cesantías en el Fondo Nacional del Ahorro (FNA).

Los retiros de cesantías el año pasado en los fondos privados fueron 520.000 millones de pesos más que en el 2017, según se desprende de los datos de Asofondos.

La mayor proporción de los retiros en el 2018 fue por terminación del contrato laboral (1,84 billones), seguida por compra de vivienda (1,61 billones), y las secundan la liberación de deuda hipotecaria y mejoras locativas (con 1,34 billones de pesos).

Además, se destinaron otros 540.000 millones de pesos para el financiamiento de la educación superior de los trabajadores o de sus hijos.


Al finalizar el 2018, el saldo de las cesantías ahorradas en los fondos privados quedó en 10,75 billones de pesos.

Este mes, las empresas deben pagarles directamente a sus trabajadores los rendimientos del 12 por ciento de este ahorro y consignar las cesantías hasta el 14 de febrero en las cuentas de sus colaboradores en los fondos privados o en el FNA.
Como se sabe, las cesantías son una prestación social que equivale a un mes de salario por cada año de trabajo (o proporcional al tiempo que se haya laborado).

Estimaciones de Asofondos señalan que este año, el recaudo de cesantías de los cuatro fondos podría rondar los 6 billones de pesos, lo que representaría un incremento de entre 6 y 8 por ciento. Esta dinámica de crecimiento ha sido constante en los últimos años.

Así, los 7,5 millones de trabajadores que tienen acceso al beneficio pueden contar con un ahorro que podrían utilizar en ciertos casos específicos.

Uno –el cual es la finalidad original con la que fue creado– es en caso de terminación del contrato laboral. Los otros dos son la compra o mejora de vivienda y el pago de educación para el afiliado o sus hijos.

Por otra parte, la turbulencia económica mundial, producto de las tensiones comerciales, le representó un duro impacto a la rentabilidad de los recursos de pensiones de los afiliados a los fondos de pensiones y cesantías.

Según Asofondos, la rentabilidad de estos recursos fue de 403.000 millones de pesos, cifra que muestra un fuerte descenso frente a la obtenida en el 2017, cuando los rendimientos sumaron 28 billones. Así, el ahorro de los 15,5 millones de afiliados a los fondos de pensiones llegó a 234,6 billones de pesos al corte del 2018. Sin embargo, el gremio destacó que en los últimos 12 meses, dos importantes segmentos de afiliados –aquellos próximos a pensionarse y quienes ya lo están– obtuvieron ganancias que, sumadas, superaron los 1,2 billones.

El presidente de Asofondos, Santiago Montenegro, agregó que los rendimientos de 25 años suman 144,3 billones de pesos, generados desde que operan en Colombia. 

“De ahí la importancia de ver el bosque y no quedarse en las ramas, cuando de ahorro pensional se trata”, recalcó, al explicar que el rendimiento de los fondos de jubilación fue superior al del mercado de acciones en la región y de los países desarrollados.

fuente: El Tiempo

 

Comenta la noticia





Comments

Comentarios Cerrados