Menu Principal

En un amanecedero, hija de general tuvo primera caída que evidenció su grave estado

Los momentos previos al deceso de María Andrea Cabrera Martínez, de 25 años, quedaron consignados en un informe investigativo al que tuvo acceso exclusivamente el medio periodistico Pulzo, y que revela el recorrido de la joven en la madrugada del domingo.

Según el documento judicial, la joven, hija del general (r) del Ejército Fabricio Cabrera, en la noche de este sábado estuvo departiendo con varios amigos (3 mujeres y 4 hombres) en un restaurante del norte de Bogotá, ubicado en la calle 81 con carrera 13 (Chapinero).

Hacia las 00:30 de la madrugada del domingo, los jóvenes se trasladaron a un bar-discoteca de la misma zona, ubicado en la calle 84 con carrera 13. María Andrea ingresó al sitio con las mismas personas, de las que este medio obtuvo las identidades, pero se abstiene de revelarlas.

“Ingresan al bar a las 00:30 porque uno de los acompañantes es amigo de los dueños del bar. Se trata de un ‘amanecedero’ que abre a la 01:30 horas”, señala el documento.

Una de las amigas de la víctima (que declaró en una entrevista con las autoridades que no ingirió bebidas embriagantes) reveló un dato que puede dar pistas importantes para esclarecer el caso y que quedó consignado así por quien redactó el informe judicial: “Según [nombre omitido de la testigo] la hoy occisa María Andrea salió con el señor [nombre omitido] al baño y tarda 15 minutos en regresar. Hacia las 03:30 horas, la occisa cae en el bar”.

Los jóvenes, agrega el documento, “deciden salir de allí [bar] con dirección al apartamento, en la carrera 5A con calle 131 [Usaquén]”, donde reside una de las amigas de María Andrea.

“En el trayecto, la occisa sangra por la nariz”, añaden las primeras pesquisas, que además revelan que en ese conjunto residencial solo se quedó María Andrea y su amiga, propietaria del inmueble. Nadie más del grupo.

Cuando llegan al apartamento, María Andrea se vuelve a caer al piso y es por esta razón que su amiga decide, como cuenta el informe, “llamar a un amigo […]. Él llega sobre las 06:00 horas, las recoge y la trasladan a la Fundación Santa fe”.

Sin embargo, María Andrea llegó al centro médico sin signos vitales. Es claro que el tiempo fue un factor determinante en su muerte.

Las autoridades investigan si la víctima, profesional en comunicación social y periodismo de la universidad de La Sabana, sufrió una intoxicación, o “podría tratarse de algo natural”, como indicó el general Jorge Nieto, comandante de la Policía Nacional, en una entrevista con Blu Radio.

Además, las amigas de María Andrea, luego del suceso “también quisieron ser examinadas para saber si era algo que habían podido consumir, pero fueron unos exámenes que no tardaron y ellas, sobre el mediodía de ayer, habían sido dadas de alta”, agregó el alto oficial.

El general, además, explicó en la emisora que ya tomaron las versiones de 6 de los 7 acompañantes de la víctima. “Todos confirman la misma versión”, en la que “certifican que tomaron bebidas normales”, que en la madrugada cada uno se fue para su casa y solo supieron de los hechos cuando falleció la joven.

La Policía descarta que se haya tratado de un hecho delictivo. Frente a esto el general Hoover Penilla, comandante de la Policía de Bogotá, afirmó en Caracol Radio:

“No hemos encontrado ninguna situación que nos lleve a pensar en un hecho criminal. No es un tema de escopolamina. No es un tema de intento de hurto. Aquí va a ser fundamental los resultados de los protocolos de Medicina Legal”.

Por ahora, se espera que el Instituto de Medicina Legal, en las próximas horas, revele los resultados del examen de la necropsia, en el que confirmarán las causas de la muerte de María Andrea.

Pulzo

Comenta la noticia





Comments

Comentarios Cerrados