Menu Principal

Mujer de 20 años irá a prisión por el cruel asesinato de su hijo recién nacido

Lizeth Paola Eslava Vargas dio a luz a un niño el 27 de abril de 2017 en una finca en Piedecuesta, Santander. En la madrugada siguiente lo abandonó en una tina a la intemperie. Horas después lo envolvió en un costal, lo arrojó a una cañada y lo incineró.

Un tío de la joven, único familiar que vivía con ella, descubrió el cadáver horas más tarde y denunció el hecho, reseña Caracol Radio.

Las autoridades sospecharon de la joven, la detuvieron parcialmente, pero la dejaron en la libertad porque cabía la posibilidad de que el bebé hubiera nacido muerto, relata Vanguardia Liberal.

Pruebas de ADN ratificaron que el bebé era hijo de Eslava Vargas y la necropsia confirmó que nació vivo. Murió como consecuencia de la hipotermia y las quemaduras.

“La señalada fue citada a comparecer en varias oportunidades para la imputación de cargos, pero en reiteradas ocasiones no llegó, por lo que un juez expidió una orden de captura”, detalla el diario bumangués.

Finalmente, la joven se entregó a la Fiscalía Seccional de Bucaramanga el pasado martes, y en la noche del miércoles un juez decidió enviarla a la cárcel de mujeres de Bucaramanga por el delito de homicidio agravado.

Comenta la noticia





Comments

Comentarios Cerrados