Menu Principal

Nació bebé gigante en Barranquilla, ¡y por parto natural!

El niño pesó 4.715 gramos y midió 56 centímetros, que son las medidas promedio de un bebé cuatro meses. Nació en la clínica La Asunción.

Lian Yesed fue el nombre que eligió Yisley Jaraba para su hijo que nació macrosómico, término para describir a los bebés que nacen con peso o altura excesivos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los niños con macrosomía fetal tienen un gran riesgo de morir antes de nacer. Es cuatro veces mayor que los recién nacidos de peso adecuado, en especial cuando rodean las 35 semanas.

“También tienen una frecuencia mayor de parto instrumental, distocia de hombros, sufrimiento fetal agudo intraparto, depresión neonatal y secuelas neurológicas. Estos niños tienen una peor adaptación a la vida extrauterina”, explica la OMS.

Por fortuna, “Lian no tuvo ninguna complicación al momento de su nacimiento” y tiene un “buen patrón respiratorio”, pero “es importante tenerlo en la Unidad de Cuidados Intensivos con el fin de hacer seguimiento de parámetros como glicemia y hemograma” según le aclaró el ginecólogo Yerson García a El Heraldo.

“Lo importante es que la pelvis de la madre estaba en condiciones óptimas para el parto natural”, agregó.

Este diario cuenta que en el último control prenatal no mostró nada inusual. Sin embargo, fue una gran sorpresa para los doctores que atendieron el parto. “Aunque son usuales los niños que nacen pesando más de 4.000 gramos, este es uno extraordinario”, dijeron los especialistas.

La abuela materna del niño, Bersais Rodríguez, aseguró que su hija “tuvo un buen embarazo. Comía bien y, de hecho, trabajó todo el tiempo. Nunca se quejó de nada fuera de lo común”, según le dijo al diario.

Esta condición es más frecuente por la genética, cuando hay antecedentes de bebés grandes en la familia. De hecho, la abuela del niño recordó que su hija “fue así de grandota”, que también la parió “de forma natural con la ayuda de una comadrona”, pero que tuvo un embarazo normal y no tuvo molestias, cuenta el diario.

“Cuando a mí me sacaron a mi hija, dije: “¡Dios mío, yo tenía ahí era un elefante! Yo a todo le saco chiste y en medio de mi susto fue lo que pude decirle a la comadrona”, añadió.

Comenta la noticia





Comments

Comentarios Cerrados