Menu Principal

Tambalean programas de seguridad vial en Cundinamarca y el país

La Gobernación de Cundinamarca perdería la oportunidad de recibir apoyo directo del gobierno nacional para sus programas de seguridad vial, apyo que en el 2.017 ascendió a $2.500 millones. Esos recursos que permitirían detener o bajar la accidentalidad  podrían estar en peligro por mala planeación. Un convenio por $35.000 millones celebrado entre la Agencia Nacional de Seguridad Vial y Findeter encendió las alarmas de la Procuraduría General de la Nación por cuenta de carencias en su planeación.

Informe Especial

El ente de control se ha referido entre otros aspectos a la premura con que el director de la Agencia de Seguridad Vial, el exviceministro de transporte Alejandro Maya, decidió trasladar estos cuantiosos recursos sin más planeación que una única solicitud de oferta, la misma que resultó atendida mismo día que fue tramitada ante Findeter, entidad en donde el mismo funcionario trabajó como Vicepresidente.

En la actualidad está abierta una licitación en Findeter, la cual pretende adjudicar la señalización de las carreteras a cargo del INVIAS en siete zonas del país sin ningún tipo de soporte técnico; es decir sin que existan argumentos que permitan establecer las necesidades y, en consecuencia, el monto de la partidas para cada una de esas áreas.

Hay un asunto bien delicado. Según expertos consultados, el Código Disciplinario Único prohíbe que un funcionario de rango directivo integre equipos de decisión que puedan afectar o privilegiar a otra entidad donde se haya desempeñado en un período de dos años. Estaría violando el Artículo 40 de esa norma.

Se entiende que cada zona tiene condiciones y necesidades diferentes; por ejemplo Bogotá y Cundinamarca requieren montos superiores  debido al mayor número de vehículos circulando por sus carreteras, asunto que no sería igual para zonas como las de Arauca, por citar un ejemplo. Así no se entiende como les asignan iguales partidas.

Tampoco es comprensible que esos dineros vayan a financiar programas de seguridad vial (asuntos como los de señalización) en carreteras a cargo de Invías; se supone que esa misión le corresponde al Instituto con cargo a los peajes que recauda. En otras palabras se les estaría financiando un frente que es responsabilidad de otra entidad.

Cundinamarca.

Para el caso de este departamento las estrategias dispuestas por el gobernador Jorge Rey Ángel, por lo menos a la luz de los resultados, han dejado balance altamente positivo; en abril pasado reportó una caída en los índices de accidentalidad que alcanza el 26%.

Los programas que facilitaron el resultado contaron con la financiación de los dineros que ahora distribuirá el Fondo de Seguridad Vial a través de la Findeter y la empresa que está designe. En nada entraría a contar las opiniones y propósitos del mandatario seccional.

Otro aspecto que llama poderosamente la atención de la Procuraduría es el hecho de que la propuesta de la Financiera de Desarrollo Territorial, que se quedó con el negocio, hubiese sido radicada pocas horas después de su apertura; incluso el mismo día.

Además la Findeter se va a quedar con una comisión (no ha sido confirmado pero parece ser del 10%), suma que podrían ser asignada a  programas en municipios con problemas financieros.

Comenta la noticia





Comments

Comentarios Cerrados