Menu Principal

De rodillas fueron asesinados geólogos en Antioquia

La esposa de uno de los sobrevivientes del ataque del frente 36 disidente de las Farc reveló que al momento de asesinar a los tres geólogos, los hombres armados tenían a las once personas, empleados de la multinacional Continental Gold, de rodillas y filados.

Según el relato que le dio Dionisio Guerra Guerrero a su esposa Maria Cecilia Patiño, su marido alcanzó a huir, después de que uno de los geólogos intentará quitarle la pistola a uno de los hombres armados.

Insistió que Dionisio había reiterado su temor, porque durante días los estaban vigilando hombres, que el identificaba como miembros de grupos armados, pero que no le creyeron sus superiores de la multinacional.

“Que los dejaron totalmente solos, él por haber estado en la Infantería de Marina, sabía cuáles eran las personas que estaban siguiendo a la comisión de la Continental. Él se dio muy fácil cuenta de eso, pero fue muy poca la atención que les dieron, porque siempre le decían que él estaba paranoico, incluso los mismos compañeros le decían que él estaba en una película de guerra”

Explicó que el ataque se dio justo cuando habían acordado los once trabajadores salir de a primera hora de la zona. Relató que incluso los hombres armados, que se identificaron de la disidencia del frente 36, estuvieron hora y media en el lugar, que el ataque fue antes de media noche y que el Ejército tan solo llegó a las cuatro de la madrugada.

“En el momento de que el compañero hizo accionar el arma, todos estaban filados y arrodillados, él dice que con la primera rafaga, fue donde murieron los geólogos y los hirieron a todos, eso fue una ráfaga que los cogió a todo, y que el humo les permitió dispersarse, él dice que si sintió el impacto en pie y les dio la oportunidad de salir… Él se quita la ropa reflectiva y las botas y salió hacia el bosque, que lo persiguieron mucho con linternas”

Agregó que su esposo tuvo que quitarse la ropa y las botas, porque tenían reflectivos, que podrían delatarlo dónde estaba y se vio obligado a caminar, con una herida de bala en la pierna, por los municipios de Yarumal, Briceño y San Andrés de Cuerquia, porque no se encontró a ninguna tropa del Ejército Nacional.

“Eso no fue en la madruga, ellos estuvieron una hora y media, y el Ejército solo llegó hasta las cuatro de la mañana, si dentro de todo el Ejército hubiera llegado más rápido, uno de los muertos lo hubieran podido llevar a un hospital”.

Todos los sobrevivientes del ataque armado se encuentran bajo supervisión médica, uno de ellos en cuidados especiales y con acompañamiento psicológico, la mayoría en un hospital de Medellín, pero otros están en sus casas, luego de haberlos dado de alta.

Comenta la noticia





Comments

Comentarios Cerrados